Entrades populars

divendres, 13 de juliol de 2012

El apasionante mundo de los Pañales de Tela (1a parte)


¿Por qué utilizo pañales de tela?
Por que me gustan y me apetece
Para ahorrar dinero
Porque creo que es mejor para la piel de mi nena
Porque contamina muchísimo menos
Por... qué no?

Antes de nacer mi hija ya tenía tres o cuatro pañales de tela diferentes que me regalaron mis amigas, mi idea era probar y decidir más adelante cuál preferiría. Tenía un Flip, dos Bumgenius rellenables, otro de “all in one” de algodón, y luego compré un par de Pop-in original. Todos de talla única (con botoncitos para adaptar la medida).
Como tenía varias amigas que se habían gastado una fortuna en pañales de tela para luego no usarlos, pensé que mejor ir probando. ¡Ahora esto de ir probando ya es una costumbre!

Al nacer Marina ya tenía bastante con ella y la lactancia como para iniciarme en el mundo del pañal de tela, así que al principio le puse deshechables ecológicos, y al cabo de dos semanas ya me pasé a los del supermercado (por el precio). Me sabía mal ponérselos porque olían a plástico y a materiales de laboratorio y le dejaban el olor en la piel, pero no estaba yo para comerme el coco entonces.

Cuando tenía dos meses empecé a probar con los pañales de tela de forma ocasional, ya habíamos superado muchas cosas y me sentía más dispuesta. Al principio cuando me caía una caca en el pañal de tela se me acababa el mundo, incluso con el forro deshechable la caca líquida manchaba todo; no sabía si dejarlo en remojo, si frotar, si poner jabón quitamanchas, ¡buf! Si esto iba a representar más trabajo no estaba dispuesta. Intentaba ponerlos sólo cuando creía que no haría caca. Recordaba una amiga mía que se pasaba mucho rato lavando los pañales a mano (de los antiguos).

Entonces comprobé que no hacía falta lavar a mano, que en la lavadora se limpian muy bien y que al tenderlos al sol se les van las manchas que puedan quedar. A los tres meses me fui animando, compré unos cuantos pop-in originales más y los usaba tanto o más que los deshechables y finalmente hacia los 3 meses y medio de Marina compré un pack de Pop-in nuevos y me pasé a usar pañales de tela exclusivamente. Al principio cuando tenía que salir de casa llevaba deshechables, pero enseguida me di cuenta que no era ningún problema ponerle los de tela en cualquier sitio, ni transportarlos tanto sucios como limpios, con las bolsas impermeables. ¡Incluso para pasar el fin de semana fuera!

Ahora Marina tiene siete meses y hace tiempo que no le pongo un pañal deshechable, además al ser verano, es como una prenda de ropa más. Según dónde vamos le pongo el más “mono”, o un color que le quede bien con el vestidito, y en casa va sólo con el pañal y da la sensación que va vestida, al menos no va de blanco.

Cuando vi que tendría que poner tantas lavadoras compré las Ecobolas y ahora lavo sin detergente. Le echo unas gotitas de tea tree oil. Al principio lavaba cada día, pero en cuanto tuve suficientes pañales, una veintenta más o menos, establecí mi rutina: los voy echando al cubo y cada dos o tres días pongo una lavadora sólo de pañales, a 60º, y me quedan estupendos. Así no me agobio y no pongo tantas lavadoras. También utilizo toallitas de tela en casa, que lavo con los pañales, y me ahorro las deshechables. Les pongo forro deshechable para la caca (cuando me acuerdo).

Ahorro:
Calculé que teniendo en cuenta que debo haber hecho una inversión de 300 euros en total en pañales de tela (que espero que me duren incluso para el siguiente bebé), aun si comprara los pañales del supermercado de marca blanca, al cabo de 2 años y medio me ahorro aproximadamente 1000 euros. Si usara marca dodot ahorro unos 1500 o 2000 euros. Al no usar detergente, a la larga también ahorro, y quizá gaste más en agua y luz, pero no de manera alarmante, de todas formas con un bebé se ponen lavadoras continuamente y no viene de aquí. Y encima no contaminamos con pañales químicos ni detergentes.


Lo que yo espero de un pañal por prioridad:
1- Que sea cómodo para Marina y respete su piel.
2- Que sea unitalla (no tener que comprar más a medida que crece)
3- Que sea fiable (no escapes)
4- Que sea muy absorbente
5- Que sea fácil de lavar (nada de frotar a mano)
6- Que se seque rápido
7- Que sea de fibras naturales
8- Que sea económico
9- Que quede mono

5 comentaris:

  1. A raiz de un comentario de facebook quiero decir algo de las ecobolas: cuidado! He investigado un poco sobre el tema. Hay ecobolas que no funcionan, y otras que estropean los pañales porque tienen una superficie dentada y rompen el cobertor del pañal y pierde impermeabilidad. Yo uso unas que sí funcionan, y tienen un amortiguador de goma y no dañan la ropa. He leído que las lavadoras que usan poca agua hacen que no funcionen tan bien. Todo un tema de discusión.

    ResponElimina
  2. Hola Mireia,¿ me podrías decir la marca de tú ecobola? Hay tantas que no se por cual decidirme ;) un saludo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola, las que uso son Ecoball de marca Ecozone, son inglesas. Sigo estando contenta con ellas, creo que lavan muy bien.

      Elimina
  3. Hola Mireia! ¿te acuerdas de mí? Hice contigo el curso de Reflexología para la Maternidad! me ha encantado tu entrada, ¿la puedo compartir en el muro de Abrázame Mucho? es el perfil que utilizo para promover el uso de los portabebés y PAÑALES DE TELA entre otras cosas para una maternidad y crianza lo más respetuosas posible, y me parece perfecta, seguro que se animan más mamás a probarlos! y quería decirte que yo también empecé así, poco a poco, ahora ya hace más de 3 años! besos guapi!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Sonia, si que me acuerdo, por supuesto estaré encantada de que lo compartas, ahora te busco, qué bien estamos en la misma onda, jeje.
      Besitos

      Elimina